viernes, 10 de julio de 2015

Panacea


Que te voy a hablar de cerrar historias,
si soy experto en crucificarme bajo puntos suspensivos...
Si cuando la noche se apaga, 
siempre me sirvo otro vaso de nostalgia, 
solo, sin hielo, para saciarle la sed a mi angustia.
La angustia que se desvela, 
que se pone el disfraz de poeta 
y sale a cabalgar renglones de palabras tiradas al aire, 
de sentimientos trabados entre los dientes, 
colgados del nudo en la garganta, 
que no me deja gritarte, 
lo que ya sabés, lo que pretendes esquivar, 
con una gambeta pobre y sin magia, 
para no lastimarme, para no lastimarnos.
Y es por eso, porque sabemos lo que puede doler, 
que elegimos mirar para otro lado, silbar bajito, 
encendernos la risa, los ojos, las miradas, 
y anestesiarnos un ratito más. 
Si total la noche es larga, 
y estás tan hermosa con esos ojos rojos, 
locos, transparentes, y hace tanto, 
pero tanto que no vemos salir el sol, 
que el amanecer ya casi no tiene tu perfume. 
Mentime, mentite, sirvamos otra copa más, 
musicaliza con tu risa, con tu carcajada perfecta, 
recargame, haceme creer, atame a una esperanza, 
subime al bondi de esta amistad regateada.
De estos vestigios de lo que nunca pudimos ser, 
porque no era nuestro momento, 
porque nos ganaron los miedos, 
o tal vez las decisiones, 
y preferiste irte sola con las fichas que te quedaban. 
Y yo me quedé acá, sólo, 
mirandomé las utopías vacías, 
con el sabor agridulce que nos queda en la boca, 
entre la gloria y la derrota. 
Ahora sos poesía,
otra noche desvelado, 
un tema en repeat que no deja de sonar, 
mientras te convierto en musa, 
y te resguardo acá,
en el lugar exacto, 
entre el ayer y el ahora,
entre la tinta y mi pecho, 
donde te inmortalizas
y para siempre sos eterna.


Karma Rocker

2 comentarios:

  1. Llegué de la mano del karma y me dejaste sin aliento.
    Es tan crudo que casi puedo percibir la sangre que derramaste al escribirlo.
    Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez por el karma, tal vez por el destino... al fin y al cabo son lo mismo y van siempre de la mano. De igual manera, gracias por ser la primera persona que pasa por acá, y deja su comentario en este nuevo y pequeño espacio de catarsis. Gracias por leerme.
      Y sin lugar a dudas, no creo que exista tinta que no se sangre.

      Un abrazo grande a quién sea que esté allí detrás del anónimo, y gracias x la onda!

      Karma Rocker

      Eliminar